Pages

Categories

Search

Así es cómo la electricidad digital transformará la industria energética en su recorrido hasta nuestra casa

Así es cómo la electricidad digital transformará la industria energética en su recorrido hasta nuestra casa

Cuando recientemente el gran productor textil paquistaní Sapphire Grup quiso garantizar un suministro eléctrico fiable para sus molinos, no se limitó a construir una nueva planta energética. La compañía utilizó una tecnología llamada «digital twin» (gemelo digital) para modelar toda la central en la nube, realizar simulacros y encontrar la manera óptima de diseñarla y gestionarla.

En Irlanda, los operadores de la central eléctrica de Whitegate, cerca de Cork, colocaron más de 140 sensores por toda la planta. Digitalizaron las vibraciones, la temperatura y otra información, e introdujeron los datos en la nube para su análisis. Los resultados ayudan a los directores a controlar y optimizar las operaciones en tiempo real. La idea es mejorar la eficiencia y minimizar la inactividad de esta planta de 445 megavatios, la cual abastece de electricidad al 10 por ciento de hogares irlandeses.

En la Costa Azul, cerca de Niza, otra unidad de software está gestionando una red inteligente, ayudando así a una comunidad a manejar diferentes fuentes energéticas y escoger la más eficiente.

El enlace digital que conecta estas tecnologías es Predix, la plataforma basada en la nube desarrollada por GE para el Internet Industrial. A partir de hoy, todas estarán bajo el mismo techo como parte del nuevo negocio de soluciones digitales de GE Power. «Hemos reunido todas nuestras ofertas de software, sensores y aplicaciones de ámbito específico para la industria de la energía y la electricidad», dice Ganesh Bell, consejero digital delegado de GE Power, quien también dirige el nuevo departamento. «A partir de ahora, seremos otro negocio más de GE Power similar al de las nucleares, los sistemas energéticos de gas y el vapor.»

En los últimos años, GE ha invertido 1 billón de dólares en el desarrollo de Predix. La plataforma ha permitido a la compañía recopilar datos de forma segura desde motores a reacción, turbinas de gas y escáneres de resonancia magnética, analizarlos y luego utilizar los resultados para mejorar el funcionamiento de las máquinas. La plataforma está ahora abierta a todos los programadores.

«La gente empieza a darse cuenta de que las tecnologías digitales son la herramienta más potente para impulsar el valor y la eficiencia en la industria energética», cuenta Bell. «Podemos utilizarlas para maximizar el rendimiento total de la planta y la red y crear nuevos modelos de negocio que alcancen a todos los consumidores. Imaginemos que nuestro servicio público es nuestro mejor amigo, usando el software para proporcionar electricidad fiable, impulsar la descarbonización e incluso ayudarnos a participar en el mercado energético permitiéndonos revender a la red la electricidad producida por los paneles solares en nuestro tejado. Esto está ocurriendo ahora.»

Las oportunidades son enormes. Para empezar, el mundo debe añadir una gran cantidad de energía ─hasta un 50 por ciento de la capacidad existente en las próximas dos décadas. Los expertos estiman que 1,3 billones de personas todavía viven sin acceso a una fuente de electricidad fiable.

Para solucionarlo, los países no sólo necesitarán turbinas y generadores, sino también software para sacarle el máximo partido a las máquinas. Un estudio publicado en enero por el Foro Económico Mundial estimó que la optimización del suministro eléctrico mediante la red, desde las plantas energéticas a los clientes, podría ahorrar entre 440 billones y  1,2 trillones de dólares, al tiempo que disminuirían los picos de demanda, se reducirían las emisiones y se crearían nuevos puestos de trabajo.

En este momento, sostiene Bell, GE es la única compañía que sabe cómo producir tanto las máquinas que generan electricidad como el software que las ejecuta. «Somos conscientes de la parte industrial y la digital», apunta. «Los servicios públicos que abarcan el ámbito digital redefinirán la industria. Ellos serán los líderes.»