Pages

Categories

Search

Cómo resolver un apagón en sesenta segundos

Cómo resolver un apagón en sesenta segundos

Los apagones no son divertidos. Pueden paralizar comunidades enteras y ocasionar grandes pérdidas económicas a las empresas locales.

Solucionarlos solía ser un largo proceso que implicaba llevar a cabo los controles manualmente. De hecho, en muchos casos todavía lo es. Las alarmas de la sala de control indican un posible problema que hay que abordar en el tendido eléctrico. Los trabajadores tienen que salir a la tormenta, navegar hasta la ubicación del problema en cuestión e interpretarlo. Para complicar aún más las cosas, las alarmas solían venir en tal espesor y rapidez que identificar y priorizar los casos más urgentes era difícil.

Por ello, los centros de control parecían salas de control de tráfico aéreo, con múltiples pantallas en diferentes escritorios. Los filtros correctos tenían que ser establecido en cada pantalla o los cortes podían perderse. Fue sólo después de abordar todo esto cuando los ingenieros por fin pudieron ser enviados a solucionar los problemas. Con todo, era un proceso que podía tardar horas ─ horas durante las cuales viviendas y negocios se sumían en la oscuridad y el frío.

Existe una mejor manera para solucionarlos mediante el uso de un sistema de gestión de distribución avanzada, ADMS, que echa un vistazo a toda la red de distribución y sus operaciones en tiempo real. Reykjavik Energy está en proceso de implementación de una plataforma de tecnología de software avanzado que reducirá su coste de operación y mejorará la calidad de su servicio.

La compañía está utilizando PowerOn ADMS Advantage de GE, el cual moderniza y proporciona una nueva manera de gestión de la red eléctrica fácil de usar. Tan pronto se inicia el sistema de alarma, ésta aparece en la sala de control, donde el personal tiene todos los datos de fácil acceso a mano.

“La capacidad de utilidad para controlar su red y gestionar a la gente que trabaja en su sistema de poder es fundamental para garantizar un sistema de energía segura y de confianza para clientes y empleados”, dijo Magnus Rosenblad, director de cuentas de la región nórdica en el negocio Digital Energy de GE. “Nuestro PowerOn Advantage proporciona utilidades con una sola plataforma ADMS, aún modular, que equipa a los operadores de red con información en tiempo real para ayudar a mantener las luces encendidas, prevenir y responder rápidamente a los apagones y maximizar el retorno de la utilidad de la inversión en la red.”

Respuesta rápida

Cuando la energía cae, cada segundo cuenta. Incluso con un sistema de ADMS en su lugar, sigue siendo una batalla transportarla con rapidez para asegurar que hogares y empresas no se queden sin electricidad durante demasiado tiempo cuando se produce un apagón.

Conseguir que la luz regrese en menos de tres minutos es el punto clave. Pero no es una tarea fácil. ¿Cuál es la forma más eficaz de abordar el trabajo? Conseguir que la red se reconfigure. UK Power Networks, la mayor compañía de distribución energética de Reino Unido, ha lanzado un sistema que hace exactamente esto.

Cuando se produce un fallo en la red, el sistema automatizado de recuperación de alimentación de GE (APRS) utiliza dispositivos de detección de fallos / localización de los dispositivos para encontrar la sección de red que contiene el error. A continuación, analiza el circuito de fallo y sus circuitos vecinos para determinar el tamaño del corte y la capacidad disponible en los circuitos donantes potenciales. A continuación, el APRS aísla la sección fallida y restaura la fuente de alimentación aguas arriba y aguas abajo de la sección aislada. Con APRS, las reparaciones suelen tardar un minuto o menos desde que se detecta el fallo, dependiendo de la infraestructura de comunicaciones de la utilidad.

Esta nueva tecnología se está introduciendo porque tiene sentido desde un punto de vista empresarial, pero también hay otra razón por la cual se está implementando justo ahora.

Próxima generación

La industria de la administración energética enfrenta un reto difícil. La mano de obra envejecida necesita dar paso a una nueva generación de ingenieros, pero por el momento es difícil atraer a los mejores talentos a controlar las salas. Muchos mileniales se sienten inhibidos por las herramientas utilizadas. Al igual que con todas las industrias que investigan nuevas formas de utilizar las ventajas de la tecnología digital, la industria energética en general podría encontrarse en peligro de convertirse en un sector ineficaz, anticuado y pasado de moda.

“La nueva generación tiene diferentes expectativas sobre la comunicación”, cuenta Dave Daly, Director de Advanced Distribution Management Systems en GE Energy Management. “Consumen los datos de nuevas maneras, no cogen el teléfono y se están alejando del correo electrónico. En su lugar,  escriben mensajes, twitean  ─todo gira en torno a las multitareas. Para ellos es atractivo tener el mismo tipo de experiencia de usuario en el trabajo que con los dispositivos personales con los que han crecido.”

Algunas empresas del Reino Unido están utilizando la aplicación móvil de GE para asegurarse de que los operadores de campo pueden responder a los apagones y otros problemas de abastecimiento rápidamente cuando están en movimiento. Los ingenieros ya no tienen que esperar en el teléfono para hablar con un operador que debe decirle qué hacer, porque ahora pueden ver lo que aparece en la sala de control en sus propios teléfonos móviles o tabletas. Reciben las actualizaciones en tiempo real por el diagrama en red y también obtienen una visión geográfica de los fallos para que puedan identificar dónde está exactamente el problema  −por ejemplo, si se localiza en la parte delantera o trasera de una casa.

“Tradicionalmente, los sistemas móviles han sido una ocurrencia de última hora. Ahora vamos más allá de la digitalización de un proceso que se llevó a cabo en papel o por teléfono para volver a diseñar y optimizar los procesos de negocio en torno a los dispositivos móviles, con un enfoque  ’el móvil primero’. Con la solución móvil, estamos eliminando los obstáculos del sistema”, dice Daly.

Las redes eléctricas tienen que responder a dos desafíos: la respuesta rápida a los apagones y la gestión de la creciente utilización de fuentes de energía renovable en la red que son, por su propia naturaleza, intermitentes. La estrella del espectáculo que lidera estos desafíos es el software. Ahora, estos dos mundos se pueden abordar a través de una plataforma y, como resultado, las redes se están modernizando e introduciendo en la era digital.