Pages

Categories

Search

La manufactura avanzada está transformando estas 3 industrias

La manufactura avanzada está transformando estas 3 industrias

Desde vehículos eléctricos en tierra hasta cohetes en el espacio, diversas industrias ya se están beneficiando de la manufactura avanzada ─tecnologías y procesos innovadores que están listos para transformar casi todos los sectores.

Imaginemos un mundo repleto de máquinas fabricando cualquier cosa que deseamos a la carta, donde los robots atienden cada necesidad de los trabajadores. Bienvenidos al futuro de la manufactura avanzada ─un híbrido entre tecnologías y procesos que produce bienes mediante el uso de tecnologías innovadoras.

Hoy en día, la manufactura avanzada representa el 13 por ciento de los puestos de trabajo en Estados Unidos y contribuye con 3.1 trillones de dólares a la economía. A medida que las máquinas se vuelvan más inteligentes a través de las redes de sensores adaptables conectados al Internet Industrial, se crearán eficiencias y el impacto económico no hará más que crecer. Técnicas de producción avanzadas combinadas con el análisis de Big Data permitirán a las empresas tomar decisiones inteligentes basadas en información en tiempo real. Estos datos procesables darán lugar a tiempos de respuesta más rápidos para la fabricación y costes más bajos.

He aquí tres industrias que se encuentran entre las mayores beneficiarias de la manufactura avanzada:

1. Los vehículos eléctricos

A medida que la sociedad cambia, los hábitos de consumo se transforman. El año pasado, vimos una demanda de coches eléctricos sin precedentes, ya que las ventas de vehículos eléctricos crecieron un 60 por ciento en todo el mundo según Bloomberg New Energy Finance. A la vez que la competición por los coches eléctricos con precios inferiores a 30.000 dólares se caldea, Tesla está utilizando robots de fabricación avanzada en su planta de Fremont para cubrir la demanda.

Los robots de Tesla están relevando a los trabajadores en las operaciones más laboriosas en la fábrica y reduciendo los tiempos de instalación a la mitad. Liberando a los trabajadores para centrarse en los aspectos más cruciales del montaje de un vehículo, Tesla está desarrollando una mano de obra más inteligente y eficaz.

Para el año 2040, se espera que el 35 por ciento de los coches nuevos vendidos mundialmente tengan un enchufe y los vehículos eléctricos de gran autonomía tendrán un precio de partida inferior a los 22.000 dólares. Para satisfacer la demanda prevista, los fabricantes de vehículos eléctricos tendrán que adoptar abiertamente la fusión de software y hardware que representa la manufactura avanzada.

2. Robótica

Puede que los robots aún no formen parte de nuestra vida cotidiana, pero pronto serán parte de la mano de obra diaria. Las ventas de robots industriales creció en un 8 por ciento en todo el mundo el año pasado, según la Federación Internacional de Robótica, superando las 240.000 unidades vendidas por primera vez.

A medida que las ventas de robots industriales crecen, The Boston Consulting Group predice que una «revolución robótica» está a punto de transformar muchas industrias ─sustituyendo el trabajo manual por máquinas a gran escala.

En la industria del petróleo y el gas, Sky Futures está utilizando drones no tripulados para transformar el modo en que se inspeccionan las plataformas petrolíferas marinas y terrestres. Empleando drones no tripulados en lugar de trabajo manual, las compañías de petróleo y gas serán capaces de mejorar la productividad y la eficiencia de sus empleados.

Lo mismo ocurre con la automatización de tareas repetitivas tales como la carga y descarga de materiales desde camiones. De este modo se consigue que el personal sea más productivo.

Por ejemplo, el OTTO es un vehículo autónomo que puede transportar bienes y servicios por todo el entorno industrial. Mediante la combinación de la robótica, como el OTTO, con mano de obra con habilidades de producción avanzadas, las compañías industriales pueden obtener los beneficios de una eficiencia mejorada.

3. Industria aeroespacial

El sector aeroespacial y de defensa global está a punto de reanudar su crecimiento tras varios años de declive, según Deloitte.

Con el regreso del crecimiento al sector, las empresas aeroespaciales serán más proclives a experimentar con tecnologías emergentes como la nanotecnología.

Boeing utilizó la nanotecnología cuando la compañía desarrolló el 787 Dreamliner para reducir el peso total de la aeronave, lo que conllevó tiempos de vuelo posiblemente más largos y disminuyó los costes de operación.

La NASA está investigando la nanotecnología en la NASA Ames Research Center, explorando el potencial de la tecnología para «revolucionar muchos aspectos de la exploración espacial.»

La nanotecnología combinada con la manufactura avanzada mejoraría drásticamente el proceso de diseño, creación y operación de una aeronave mediante una mayor eficiencia.

Estos son sólo algunos ejemplos de industrias que ya se están beneficiando de la manufactura avanzada. Pero casi todas las industrias mundiales pueden beneficiarse de las tecnologías y sistemas avanzados, los cuales tienen el potencial de hacer que la fuerza de trabajo global sea más inteligente y eficiente.

(Imagen superior: Cortesía de Rethink Robotics)

Grayson Brulte

Grayson Brulte es el cofundador y presidente de Brulte & Company, una compañía de consultoría y asesoramiento en innovación que diseña estrategias de innovación y tecnología para un mercado global.