Pages

Categories

Search

Más vale prevenir que curar: cómo proteger el corazón palpitante de la red petrolera española

Más vale prevenir que curar: cómo proteger el corazón palpitante de la red petrolera española

Las averías son caras. En la industria petrolera, con un equipo complejo desplegado en áreas a menudo de difícil acceso y con unas condiciones de explotación hostiles, las averías pueden ser realmente costosas. Su prevención conlleva la gestión de una serie de inspecciones constantes que requieren mucho tiempo. La alternativa es aún peor: descubrir que una máquina va a volver a fallar.

Para una instalación de gas natural de tamaño medio, el tiempo de inactividad no planificado cuesta un promedio estimado de casi 100 millones de libras al año. Si un pozo oceánico está fuera de servicio, los operadores están perdiendo probablemente unos 5 millones de libras diarios. Y eso sin considerar siquiera la posibilidad de daños medioambientales. En toda la industria petrolera, el tiempo de inactividad oscila entre el 5 y el 10 por ciento.

La buena noticia, entonces, es que el Internet Industrial y las comunicaciones entre máquinas están revolucionando las capacidades de monitoreo y diagnóstico de las empresas en una amplia gama de sectores. Uno de estos negocios es CLH, compañía española líder en almacenamiento y transporte de petróleo.

CLH posee y gestiona la red civil de oleoductos más extensa de Europa Occidental, con más de 4.000 kilómetros de longitud. En 2015, GE instaló la tecnología de control y diagnóstico remoto para la flota de bomba centrífuga de CLS en cinco plantas repartidas por España: Mora, Ademuz, Loeches, Monzalbarba y Torrejón.

Los nuevos surtidores transmiten un flujo continuo de datos mecánicos y de rendimiento desde las bombas como el caudal, la temperatura y los niveles de vibración al Centro de Monitoreo y Diagnóstico de petróleo y gas de GE, situado en Florencia, Italia. En Florencia, los analistas especializados de GE están disponibles todos los días de la semana y a cualquier hora para revisar la información.

Podemos considerar las bombas CLS como el corazón palpitante de la red de transporte de petróleo española, que mantiene el flujo del combustible, y la tecnología de GE como el reloj inteligente que proporciona información práctica sobre su salud. De hecho, los beneficios para CLS no son tan diferentes a los beneficios que los dispositivos inteligentes ofrecen a los consumidores.

Ser capaces de conectar las bombas al Internet Industrial significa que GE puede ejercer todo el poder de su avanzado software de gestión de rendimiento de activos, así como su comprensión como fabricante de equipos originales (OEM). En otras palabras, debido a que GE es una compañía industrial digital, no sólo puede procesar grandes cantidades de datos desde el otro lado del mundo, a menudo también construye, y por lo tanto entiende, la supervisión de los equipos.

A largo plazo, en torno a la vigilancia permanente de sus activos, con todos los datos viajando a través de un único centro, las anomalías ─pequeñas y grandes─ se notan y se puede actuar en consecuencia. Así sucedió con un reloj de Apple, el cual supuestamente le salvó la vida a un joven y le permitió buscar ayuda antes de sufrir un ataque al corazón. Por tanto, puede alertar a GE y asesorar a CLS antes de que el fallo potencial del sistema se convierta en un fallo real.

El proyecto CLS no gira sólo en torno a la prevención ─por supuesto─ de averías, también trata de optimizar el rendimiento. Ser capaces de capturar y analizar cientos de miles de puntos de datos a lo largo de toda la flota de bombeo centrífugo conlleva que GE y CLS puedan identificar formas de mejora del sistema. Además, debido a que GE siempre está mejorando su tecnología de monitoreo y diagnóstico, y a que tendrá una creciente cantidad de datos históricos para comparar, el servicio sólo podrá ir a mejor con el tiempo.

En cuanto a lo que el futuro depara, vamos a saber más acerca de nuestra infraestructura energética conectada y controlada durante todo el día, proporcionando una visión global del sistema cada vez mayor.

Así como el Internet de las Cosas está permitiendo a la gente tomar un enfoque más proactivo, basado en datos útiles para su salud, el Internet Industrial está mejorando la seguridad y la eficiencia en el sector energético.

Suscríbete a GE Reports Europe

Más información sobre GE’s Industrial Internet Solutions for Oil & Gas

Sigue a GE Oil & Gas en Twitter